Tope y Cuña

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales
Redescubre el encanto de las piezas tradicionales, decorativas y prácticas

25 de junio de 2017

Caja baúl de madera: decorada con talla y taracea


Una caja baúl de madera, decorada con talla y taracea, para guardar pequeños objetos, papeles u otras pertenencias. Una caja baúl para aportar un toque personalizado a la decoración de cualquier estancia. Elegir piezas elaboradas a medida es una de las claves para conseguir una decoración totalmente diferente y original. 

Esta bonita pieza es mucho más que una caja hecha a medida, es un pequeño baúl -un baúl a escala- en cuya elaboración se combinan tres de las técnicas más tradicionales del trabajo a mano de la madera: las colas de milano, la talla geométrica y la taracea


Una pieza de madera tan decorativa como práctica, para guardar pequeños objetos, papeles u otras pertenencias. Esta caja baúl destaca en su conjunto, aunque sí está diseñada para darle mayor relevancia a la decoración en taracea de la tapa





Si te interesa alguna de estas piezas, o quieres hacer un encargo, contacta con el taller de Tope y Cuña, artesaniatyc@hotmail.com

Cómo tapar el cuadro de luces con estilo


Si nos preocupa cómo tapar el cuadro de luces con estilo, esta pieza de madera, con puerta tallada, es una solución práctica y decorativa. El cuadro de luces es uno de esos elementos que, en función de dónde esté ubicado, puede romper la decoración de una estancia o, cuando menos, ser un elemento discordante. El motivo es que son poco son estéticos. 

Si buscas una solución que te permita esconder el cuadro de luces y, al mismo tiempo, aportar un toque original y diferente a la decoración, aquí tienes una pieza elaborada en madera de castaño. La decoración en talla geométrica de la puerta convierte a este tapaluces en una pieza decorativa, a la vez que práctica. 






Si te interesa esta pieza (hecha a medida), o quieres hacer un encargo, contacta con el taller de Tope y Cuña, artesaniatyc@hotmail.com

7 de junio de 2017

Modelos de atriles de madera para libros


Atriles de madera de diseños únicos y a medida. Atriles grandes y pequeños; prácticos, decorativos y a la medida de tus libros. 

Descubre todos los modelos de atriles del catálogo de Tope y Cuña: PINCHA AQUI

Si te interesa alguna de estas piezas, o quieres hacer un encargo, contacta con el taller de Tope y Cuña, artesaniatyc@hotmail.com

6 de junio de 2017

Mesa de madera: Decora tu hogar con estilo

Mesa de madera. Fotos: Tope y Cuña

Una mesa de madera para usar y decorar. Una mesa práctica y funcional con un diseño diferente para renovar tu decoración cambiando una única pieza del mobiliario. Conviene elegir la mesa que mejor se adapte al espacio, a nuestras necesidades y al estilo decorativo del resto de la estancia. 

Una mesa alargada, de estilo atemporal, de líneas rectas y perfecta para colocar en diferentes estancias de la casa, incluso como mesa para lavabo. 




Tope y Cuña | Mesa estilo zen y descubre las mesas para lavado: la clave para renovar el baño.

Si te interesa esta pieza, o quieres hacer un encargo, contacta con el taller de Tope y Cuña, artesaniatyc@hotmail.com

5 de junio de 2017

Acabados naturales para la madera: Color castaño


“La elección del color es, primordialmente, una cuestión personal. Lo que a uno le puede parecer sutil y delicado, a otro puede parecerle monótono; de forma similar, lo que uno considera agradablemente colorido puede quedar descartado por otro por ser chillón y deslumbrante. Evidentemente, el punto de partida para elegir un determinado color es el gusto y las preferencias personales”. (Sloan & Gwynn, El color en la decoración)

Los acabados naturales para la madera aportan tonalidades diferentes, como el castaño y sus particulares matices. El castaño es una madera muy apreciada para la fabricación de piezas y mobiliario, y como color del acabado también tiene su historia.

Talla en madera de castaño. Tope y Cuña

“A mediados del siglo XVII, con las maderas elaboradas, así como con los paneles y los objetos de madera tallada, se introdujeron diferentes tonos de castaño en la decoración de interiores. Los matices fuertes y oscuros empleados a principios del siglo XVIII se usaban para pintar puertas u otros objetos de madera, así como para el grabado de tejidos. El castaño también desempeñó un papel significativo en la era victoriana, cuando se utilizaban muebles e interiores opulentos y pesados, y se combinada con dorados, tonos de ante o malva". 

"La especial característica del castaño de mostrarse como un color tanto cálido como frío lo convierte en un elemento ideal para combinar con colores vibrantes y exóticos que de otro modo resultarían muy difíciles de combinar”. 

¿Qué dicen los colores...?


  • El amarillo evoca los colores de los girasoles. 
  • El rojo es vivo y estimulante, sin llegar a ser abrumador. El más rico de todos los tonos de rojo es el rojo profundo, el color de las cerezas oscuras. 
  • El verde es el color del acebo, de la hiedra y del abeto. El verde es también el color del sauce, de la hoja plateada del olivo, de las manzanas y de la hierba recién crecida. El verde puede ser un color sosegado y reconfortante. 

Decorar con colores: Vitamina tu casa

11 de abril de 2017

Tajuelas de lavar: Originales estanterías

En una de aquellas antiguas cocinas, debajo del escabel, esperaba la tajuela de lavar -cuya denominación, en función de la zona geográfica, también es lavadero-, junto al jabón que se hacía -tras mucho remover y dejar reposar- con los restos de manteca y sosa como principales ingredientes. 

Antiguas tajuelas de lavar convertidas en estanterías. Fotos: Tope y Cuña

Con el cesto de la ropa reposando en la cintura, las mujeres bajaban al río a lavar, restregando y enjabonando la ropa sobre una tabla de madera o directamente sobre la piedra o peñón junto a la ribera. Eran los tiempos en los que la ropa se blanqueaba al sol (solearla), los tiempos en los que había que lavar a mano y cortar el jabón preparado en casa. 

"Las ropas de mi niño vengo a lavar para que tome el agua lecciones de cristal" (Canto de las lavanderas, Yerma, Lorca)

Aquellos lavaderos o tajuelas de lavar cayeron en el olvido o fueron relegados a algún rincón del desván (el sobrao de las casas de los pueblos) con la llegada de las lavadoras. De una de esas antiguas casas hemos recuperado los lavaderos para darles un nuevo uso y un nuevo espacio en nuestro hogar. Hoy se han convertido en unas originales estanterías, en una de esas piezas que aportan personalidad a una estancia





Lavaderos de madera de castaño, acabados en cerezo y nogal, tonalidades que refuerzan la sensación cálida y elegante que proporciona la madera. 


Si te interesa esta pieza o quieres hacer un encargo, contacta con el taller de Tope y Cuña, artesaniatyc@hotmail.com

Atril de madera para libros beatos

Atril para libros grandes de madera. Fotos: Tope y Cuña

Atril de madera especialmente diseñado para colocar un beato*con unas medidas aproximadas de 85 x 50 cm. Esta pieza, hecha a mano, está realizada en madera de castaño. Este atril grande de madera está dividido en tres partes, siendo fija la central y regulables las laterales, para poder variar el ángulo del libro. Incorpora marcapáginas tallado. 






* Beato, códice miniado, de los siglos VIII a XIII, que recoge los comentarios que el Beato de Liébana escribió sobre el apocalipsis. Real Academia Española, RAE. 

Si te interesa esta pieza o quieres hacer un encargo, contacta con el taller de Tope y Cuña, artesaniatyc@hotmail.com

10 de abril de 2017

Atriles de madera para escritorios: una historia en común

Los atriles de madera para escritorios tiene su particular historia. Una pieza práctica y decorativa, sencilla o decorada con talla, y hecha a la medida de los libros. Para apreciarla aún más, esta es la historia que aúna a los atriles de madera y los escritorios. 

Los escritorios son relativamente escasos entre los muebles europeos anteriores al siglo XVII. Para poder encontrar los que subsisten, debemos acudir a aquellos lugares en los que la lectura y la escritura formaban parte de la vida diaria, es decir, las iglesias y los monasterios. Los eclesiásticos no solo tenían mayores posibilidades de dedicarse a la lectura y la escritura que el resto de la población, sino que también disfrutaban de un estatus que en cierta medida les separaba del tumulto de la vida diaria, permitiéndoles tener bibliotecas. La continuidad de vida de las órdenes religiosas derivó en la supervivencia de gran parte de los muebles eclesiásticos. 

El sencillo atril -un soporte inclinado para sujetar las escrituras y leerlas en voz alta- sigue siendo un elemento simbólico y práctico en las iglesias actuales, pero resultaba esencial para apoyar los enormes y pesados libros de aquel entonces. 

Fotos atriles de madera. Fotos: Tope y Cuña

Tope y Cuña | Del atril más sencillo al atril diseñado a medida de los libros grandes




El atril inclinado de uso práctico, con un saliente de apoyo en el borde inferior, influyó en el diseño del escritorio del siglo XX. 

Debido a la escasez de libros y a su alto precio, en el siglo XVI no abundaban las bibliotecas particulares y ni siquiera en las grandes mansiones había grandes escritorios. El desarrollo del escritorio doméstico está relacionado con la aparición de cámaras privadas de menor tamaño en las grandes mansiones. Con la expansión de las ideas del Renacimiento surgieron también los gabinetes y estudios. El hombre del Renacimiento sí coleccionaba, entre otros, libros, por lo que necesitaba un lugar para guardarlos y estudiarlos. 

En el siglo XVII, los escritorios propiamente dichos, descritos como scriptors, eran pupitres pequeños y sencillos sobre veladores, con pequeños cajones y casilleros, de espléndida fabricación y adornados con pequeños tiradores. Ya en el siglo XVIII cabía la posibilidad de elegir entre un amplio abanico de escritorios, desde el gran mueble con cajones en la parte inferior a las versiones más pequeñas con puertas en la parte superior. 

Decoración en madera para el hogar: Tapaluces de madera

“Puede que la madera sea un material tópico, pero lo cierto es que provoca una respuesta instintiva y sincera. Y es que, después de siglos de uso doméstico, se trata de un material que despierta una profunda sensación de comodidad”.

“Un material inspirador, profundamente humano”. Así definió la madera Alvar Aalto, arquitecto y diseñador finlandés. La madera se ha utilizado desde tiempos inmemoriales, y no solo para construir casas, barcos o refugios, sino como recurso básico para la propia subsistencia (los frutos del árbol para comer, la leña para calentar los hogares…). Las características físicas de la madera explican su dominio a lo largo de los siglos en las estructuras, acabados, revestimientos y, por supuesto, en la fabricación de mobiliario.




Tapaluces de madera tallados. Fotos: Tope y Cuña

Tope y Cuña:  Tallando un tapaluces de madera y descubre los diseños de muebles para llaves


Decoración en madera: Calidez y cercanía


La madera posee un carácter y una calidez únicos. Aunque la madera siempre se ha relacionado con los estilos rústicos tradicionales, lo cierto es que el verdadero significado de la madera es la cercanía y la comodidad que nos transmite.

 La madera es uno de los materiales más versátiles, fruto no solo de siglos de familiaridad, sino también de sus características físicas innatas, que la colocan en el centro del espectro de los materiales duros y blandos. Aunque no se trata, ni mucho menos, del material más resistente o más duradero, desde el punto de vista práctico resulta muy poco exigente: más cálida, más silenciosa, más resistente y más fácil de trabajar que la piedra, la madera que recibe los cuidados adecuados adquiere una bonita pátina que realza cualquier estilo decorativo o de diseño”.

La asociación de la madera con el entorno doméstico “es el resultado de su utilización generalizada en todo el mundo en la construcción de todo tipo de casas, edificios y demás construcciones. En Europa, la mayoría de las casas fueron principalmente de madera hasta que, en el siglo XVI, las reservas de maderas nobles nativas empezaron a descender. También China y Japón poseen sus propias tradiciones de construcción con madera, que son evidentes en las casas de té y los pabellones típicamente orientales”.

En el continente europeo, entre los siglos XIV y XVI, se impone el arte arquitectónico en madera. Como ejemplos de ello, los amplios techos de vigas de las catedrales y las estancias medievales, los altares y los retablos de las naves catedralicias o los entramados artesonados de madera de las casas señoriales. 

Tope y Cuña | Si te interesa alguna de estas piezas, contacta con el taller de Tope y Cuña, artesaniatyc@hotmail.com