Historias de cajas, arcones y cofres

"Casi siempre rectangulares, cajas, arcones y cofres se han usado para guardar cualquier cosa, desde cosméticos y trigo hasta pescado y ropa fina. Y cuando están cubiertos por una tapa, el contenido se protege del polvo y de ojos curiosos; no es de extrañar que la caja se haya convertido en un símbolo del secreto y del confinamiento. Según los griegos de la época clásica, la primer mujer, Pandora, fue incapaz de contener su curiosidad y abrió la caja sellada. En Canadá los haida cuentan cómo el gran embaucador, Cuervo, trajo la luz al mundo tras robársela a un viejo que la tenía escondida dentro de otra caja, dentro de otra caja..." 

(Bryan Sentance, autor de 'La madera. El mundo del trabajo de la madera y la talla en madera')

Comentarios

Entradas populares