Tope y Cuña

Navidad 2017

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales
Redescubre el encanto de las piezas tradicionales, decorativas y prácticas

19 de agosto de 2010

Taracea


La taracea se define como la técnica y labor de marquetería, hecha sobre madera, que consiste en embutir piezas menudas de madera. 


Pieza de taracea de Tope y Cuña*


Incrustar maderas preciosas en otras más vulgares es una de las técnicas más antiguas de la carpintería decorativa. Así, en el antiguo Egipto los ataúdes se construían formando varias capas de madera; en Europa en los siglos XIV y XV los artesanos europeos incrustaron marfil, nácar, metales preciosos en la madera, y en el Renacimiento los muebles fueron decorados con llamativos diseños de marquetería y taracea. Pero fue en el siglo XVII cuando realmente se pusieron de moda tanto la marquetería como la taracea. Hay que tener en cuenta que es en esta época cuando se desarrollan de manera notable las comunicaciones y las transacciones comerciales internacionales, con lo cual a Europa empezaron a llegar de manera ingente maderas exóticas y preciosas que influyeron en el desarrollo de estas técnicas de decoración de la carpintería.

Podemos decir que primero existió la taracea (incrustación de piezas pequeñas de madera) y, posteriormente, la marquetería (pegar láminas de madera sobre un tablero base) como desarrollo de ésta.

Entarimado
Su principal característica es la repetición hasta el infinito de un mismo dibujo, que puede hacerse tanto en chapa delgada para la construcción de muebles, como en gruesos bloques para formar un suelo decorativo de madera.
Las formas son geométricas y están proyectadas de tal forma que las chapas se cortan primeramente siguiendo una de las diagonales, formando unas piezas alargadas que se disponen de forma alternativa unas al lado de las otras, para ser cortadas luego siguiendo la otra diagonal, de forma que al deslizar una pieza sobre la siguiente aparece un tablero con un diseño de dos colores que tiene gran semejanza con un tablero de ajedrez.

Taracea y veteado
La taracea consiste en incrustar varias piezas de madera en una pieza sólida. El dibujo nunca puede ser muy detallado, pues el rebaje para la incrustación si se hace de forma manual, se realiza con gubia.
Se pueden seguir dos técnicas. La primera consistiría en extraer el dibujo a incrustar de la chapa mediante una sierra de calar y marcar después su contorno sobre la madera a taracear; en la segunda técnica se hace el rebaje de la base y se transfiere el dibujo a la chapa mediante papel de copia.
Los nervios y los ribetes son una forma especializada de taracea que se utiliza con frecuencia para adornar los bordes de los muebles grandes, como pueden ser mesas, escritorios y vitrinas.

Mosaico Tunbridge-Ware
Durante los últimos tiempos el término Tunbridge se usó para describir toda clase de decoración de la madera, pero hoy en día, se usa exclusivamente para designar una forma de marquetería en mosaico.
Este mosaico de origen inglés se forma con pequeñas y numerosas barras delgadas de madera de sección cuadrangular con las que se crea el dibujo o la figura deseada. Las barras se encolan entre sí hasta que forman un sólido bloque, posteriormente se cortan en listones de 25 mm de grosor. Las fibras de las barras son paralelas a la superficie del mosaico para facilitar el corte de las chapas. Se trata de un método para producir en masa diseños de mosaicos idénticos.

Tope y Cuña


* La pieza de la fotografía es una cajonera de madera maciza, taraceada en su totalidad con maderas como nogal español, castaño, roble, cerezo, haya, fresno, nogal americano, álamo, etcétera. Cuenta con 7 cajones taraceados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario