Tope y Cuña

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales
Redescubre el encanto de las piezas tradicionales, decorativas y prácticas

20 de septiembre de 2010

Talla geométrica

“La talla es un antiguo oficio utilizado para el embellecimiento de los objetos cotidianos, desde mantequeras y tablas para el pan hasta muebles e incluso partes de edificios”. (A. Denning)

Cajas de roble talladas de Tope y Cuña. Ref.: Por encargo

Cuando hablamos de talla geométrica, en ningún momento nos referimos a escultura ni nada similar. La talla geométrica de la madera simplemente es un arte decorativo de la misma. Se trabaja siempre en dos dimensiones, al contrario que en la escultura que se hace en tres. Por tanto, no se debe confundir con escultura.
La talla geométrica se basa en la realización de cortes sencillos que van creando distintas figuras. Aunque su técnica, una vieja técnica utilizada para decorar muebles y objetos de madera no es compleja, sí requiere destreza y mucha paciencia a la hora de aprender.
“En esta especialidad, quizá más que en ninguna otra de las relacionadas con la madera, la habilidad para ejecutar una obra de calidad sólo se adquiere con la práctica, aunque estar dotado de un sentido natural de la forma, es sin duda una ventaja”. (Jackson & Day)
Es muy probable que el arte de la talla surgiera como un pasatiempo mientras se decoraban los utensilios, herramientas y enseres cotidianos.
La talla requiere de maderas duras o semiduras. En nuestro caso, haya, castaño, nogal y en algunas ocasiones fresno, teniendo en cuenta que esta madera es bastante más dura que las otras. Antes de elegir la madera a trabajar, hay que tener muy claro qué clase de talla se va a realizar y el acabado que se le va a dar. 
Con respecto a las herramientas, las básicas son lápiz, reglas (escuadra, cartabón…) y formón o trincheta, en función de cómo a cada uno le guste tallar. En ocasiones, fundamentalmente para la realización de los rosetones, se hace imprescindible el uso de la gubia que, en términos generales, sirve para trabajar en ‘redondo’, al contrario que el formón que nos trabaja recto. 
Las herramientas para tallar la madera están biseladas por ambas caras del filo para poder cortar la madera desde diferentes ángulos. Para facilitar la identificación de las gubias y formones, en el siglo XIX se adoptó un sistema de numeración que indica el perfil del filo y la forma de la hoja. Cuanto más bajo el número, más recta será la hoja (Nº 1, formón recto). 
Es imprescindible tener las herramientas siempre bien afiladas. El secreto de un buen tallado de diseño geométrico es hacer cortes limpios y decididos, ya que de lo contrario el resultado será tosco. 


Frente de las cajas. Ref.: Por encargo
Las cajas de la imagen están hechas en roble. Ensambles a cola de milano. Acabado en cera. En este caso, se trata de unas piezas realizadas por encargo. 
Para encargos, contactar con Tope y Cuña, artesaniatyc@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario