ESPEJO TALLADO

ESPEJO TALLADO
El atractivo de la madera y la decoración en talla (Pincha en la imagen)

PIEZAS A MEDIDA. Atril de madera para libros grandes

PIEZAS A MEDIDA. Atril de madera para libros grandes
Decorado talla. En tope y Cuña, un atril para cada libro (pincha en la imagen)

lunes, 24 de enero de 2011

Colas de milano

El ensamble a cola de milano es el más apreciado por sus excelentes condiciones técnicas. Consiste en una espiga en forma trapeizal, de cabeza más ancha que el arranque. Puede elaborarse a mano y por medios mecánicos. El número y dimensiones de las colas varían mucho. Así, en las construcciones baratas se hacen colas muy anchas para disminuir su número. Por otra parte, la inclinación de corte de las colas no debe ser muy acentuada para que no se rompan sus extremos. En carpintería y ebanistería sirve para la elaboración de cajas, arcas y toda clase de juntas en las que se busque fortaleza y resultados estéticos.



Las colas de milano se pueden presentar de tres formas diferentes:

-          Colas simples, abiertas o vistas: quedan visibles en las dos superficies de las piezas de madera ensambladas.
-          Colas semicubiertas o semiocultas: cuando las colas quedan visibles en la superficie de una de las piezas ensambladas  y ocultas por la otra superficie.
-          Colas ocultas, cubiertas o perdidas: cuando las colas quedan completamente ocultas en las dos superficies de las piezas de madera a ensamblar.

Elaboración de las colas de milano
Para una correcta elaboración de las colas de milano se deben seguir los siguientes pasos:

- Marcado de las colas
Con el gramil tomamos la medida del grueso de las piezas de madera que vamos a ensamblar por ambas caras. Este proceso nos marcará la altura de las espigas o machos. Las testas deben estar perfectamente escuadradas y tener las piezas que vamos a ensamblar la misma longitud.
Con el gramil marcamos el espaldón para las colas, alrededor del extremo de la pieza de colas y en los lados de la pieza de dientes
Luego hay que fijar el número de colas  o hembras que vamos a realizar. Este número estará en función de la anchura de la pieza de madera y de la calidad del trabajo que se vaya a desarrollar. Para marcar, se suelen tomar medidas que hagan que todas las colas queden de igual tamaño y guarden la misma distancia entre sí, pero en la actualidad hay tendencia, cuando se trabaja de forma manual, a dejar el tamaño de las colas de forma diferente, sobre todo por motivos ornamentales, pero siempre siendo mas grande que los dientes. La inclinación que se quiera dar a las colas es arbitraria, pero no excesiva para no partir los extremos de éstas.
Para marcar las colas se debe usar una punta de marcar o un lápiz muy fino. Si se han de hacer las colas primero en sentido longitudinal, se deben marcar con la escuadra (para conseguir que todas queden a igual distancia) y la falsa escuadra para marcar las inclinaciones.



- Corte de las colas
Las colas se deben cortar en el tornillo del banco y se colocan las piezas en posición vertical. Con una sierra de dientes se van cortando los trazos marcados con cuidado de no rebasar el espaldón ni las marcas del gramil. Con un formón se retirará el resto de la madera que sobra entre las colas. Después, vendrá el trazado de los machos, se tumbará la pieza con las colas ya cortadas, haciendo coincidir los cantos y el espaldón de las colas con la otra testa colocada en vertical, y se marcan.
Hay que tener mucho cuidado a la hora de cortar las colas porque es un trabajo que exige mucha precisión. Se sierra hasta el espaldón siguiendo los ángulos y justo por dentro de la línea, luego se retira la madera que sobre con formón o escoplo. Hay que ser precisos a la hora de realizar este corte con el fin de que las piezas encajen bien, pues deben quedar muy ajustadas y se deben ensamblar de una sola vez.

Las colas de milano pueden tener, a su vez, algunas variaciones como son:

-          Ensamble a cola de milano calada. Es el más usado y el explicado anteriormente.
-          Ensamble de cola de milano calada a inglete: Algunas veces se le incorpora a una junta en cola de milano calada un canto cortado a inglete.
-          Ensamble a cola de milano calada con rebajo: A un cajón ensamblado a cola de milano y con el panel inferior encajado en un rebajo se le tiene que modificar la junta si no quiere que se abra una separación en la esquina inferior. Esto se impide haciendo sobresalir el espaldón de la pieza de colas para que llene el rebajo.
-          Ensamble de lazos perdidos a inglete: Las solapas a inglete de esta junta ocultan los lazos. Se realiza en los trabajos refinados y requiere un cuidado marcado y cortado de sus elementos. Las piezas que se unan tienen que ser del mismo grosor y misma longitud y los dientes se sierran antes que  las colas.
-          Ensamble inclinada de cola de milano: Se usa para hacer un fuerte ensamble en los costados que un bastidor forma al encontrarse en ángulo compuesto. Es el más complicado de hacer exigiendo un dibujo previo en alzado para calcular la forma de las piezas antes de hacer los trazos en la madera, puesto que es difícil de visualizar. Requiere piezas de madera del mismo grosor y la longitud debe de ser exacta. Todos los cantos están formando ángulos.
-          Ensamble de colas de milano con dentado inglés: Las dos superficies de las testas de las colas de milano son iguales a las de las caras anteriores de los dientes. Las caras deben encajar perfectamente la una contra la otra.

Para saber más sobre técnicas de carpintería, puedes consultar la sección Libros. 

En nuestro catálogo encontrarás multitud de piezas enlazadas a cola de milano: el baúl o arcón, los cajones del secreter, las cajas talladas, los muebles de llaves, las estanterías... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada