Tope y Cuña

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales
Redescubre el encanto de las piezas tradicionales, decorativas y prácticas

2 de mayo de 2012

Cabecero cama de madera tallado

"Lo que más sorprende de las casas medievales no es la falta de muebles, sino la multitud y el puso vital que había en su interior. Aquellas casas no eran necesariamente grandes, pero estaban llenas de gente. (...) Además de la familia inmediata, había empleados, sirvientes, aprendices, amigos y protegidos; no eran raros los hogares e nada menos que 25 personas". "Solo la gente excepcional, ermitaños o estudiosos, podían encerrarse a solas. Incluso se dormía en común. No solo por lo general había muchas camas en una habitación, sino que habitualmente dormían muchas personas en cada cama. Ello explica el tamaño de las camas medievales: era normal que midiesen tres metros de lado. La Gran Cama de Ware era tan grande que "en ella podían yacer cómodamente cuatro parejas, y eso sin tocarse". ¿Cómo se conseguía intimidad en esas condiciones? En muchos cuadros medievales se ve una pareja en la cama o en el baño, y al lado, en la misma habitación, a amigos o sirvientes en animada conversación, aparentemente sin ningún apuro". W. Rybczynski, La Casa, Historia de una idea

Cabecero de madera. Fotos: Tope y Cuña


Cabecero de madera de haya. El trabajo está realizado sobre un cabecero ya existente y cuyo trabajo de decoración se ha ampliado. La talla es geométrica y una mezcla de motivos pastoriles y rosetones. Parte de la decoración central se basa en la técnica de calar la madera. El acabado se ha realizado en extracto de nogal y barniz al agua. 











Trabajo de talla por encargo. Si te gusta o interesa esta pieza, o quieres información sobre otros trabajos de talla, cuéntanos tu idea. Contacta con el taller de Tope y Cuña, artesaniatyc@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario