Tope y Cuña

Navidad 2017

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales
Redescubre el encanto de las piezas tradicionales, decorativas y prácticas

29 de julio de 2012

Clases de bosques




Los árboles, en términos botánicos, se clasifican en:
  •  Gymnospermae, en la que se incluyen las coníferas.
  • Angyospermae, un amplio grupo de plantas con flores, entre las que se encuentran los árboles de hoja ancha que dan frutos y flores.


Las coníferas son árboles de hoja perenne (excepto el alerce), que conservan sus hojas escuamilformes durante todo el año. Crecen en regiones frías y templadas del norte, proporcionando la mayor parte de la madera que se comercializa en el mundo. Las coníferas se originaron hace 275 millones de años. Su nombre en significa semilla desnuda, puesto que no se encierran en un fruto. Se trata de maderas ligeras y blandas y, por lo tanto, muy fáciles de trabajar dadas sus cualidades de blandura y sencillez en su constitución.

Los árboles frondosos pierden sus hojas en los inviernos fríos. Aparecieron 140 millones de años después que las coníferas. Alteraciones posteriores de la corteza terrestre y diversos cambios climáticos redujeron su número, desapareciendo de lo que ahora es la sabana y de las grandes praderas. Son más pesadas que las coníferas, con un tejido leñoso más compacto y con resistencias superiores.  Son maderas difíciles de trabajar dada la dureza y la resistencia que presentan a las herramientas de corte y productos abrasivos.

El mapa de los bosques: Distribución geográfica

La existencia forestal de la tierra se cifra en unos 50 millones de kilómetros cuadrados, lo cual supone un 34 % del total de la tierra firme, de la que se explota forestalmente un 8%. Sudamérica es la parte del mundo con mayor riqueza forestal, con un 47% de su superficie cubierta de bosque; le sigue Rusia, con un 33%; Norteamérica y América Central, con un 30%; África y Europa, con el 27% cada una; y Asia, con el 19%, y Australia, con el 10%.


A grandes rasgos, se pueden distinguir cuatro grandes zonas forestales en la tierra. La primera sería la región forestal tropical, que abarcaría las zonas tropicales y subtropicales, y que tienen en común que se trata de zonas lluviosas siempre verdes que se extienden formando un amplio cinturón alrededor del ecuador. Las restantes serían las regiones a norte y sur de las anteriores; serían bosques de árboles de hoja dura que forman bosques verdes en verano. Por lo general, en su mayoría son árboles frondosos. Por último, la mayor región forestal la constituyen los bosques de coníferas siempre verdes  en las regiones, casi exclusivamente, de la zona norte del hemisferio norte.

Los tipos de bosques se determinan por el clima, es decir, por la altitud y distancia a la que se sitúan del ecuador. Las cuatro grandes zonas a las que hemos aludido se solapan unas a otras, así las coníferas crecen en el Mediterráneo y zonas cercanas a los límite polar. 

Bosques de coníferas
Al norte de los 60 grados de latitud la totalidad de los árboles que crecen son coníferas. Las podemos encontrar desde Liberia, por todo el norte de Europa y en Canadá y Alaska.  También encontramos coníferas en climas más templados, como las zonas mediterráneas, al sur de Estados Unidos, donde muchas especies de pinos sobreviven durante el invierno limitando la pérdida de agua gracias a la forma de sus hojas.

Bosques de frondosas y coníferas
Bosques mixtos que se encuentran en las zonas templadas del hemisferio norte. Cuanto más al norte, mayor predominio de coníferas; y cuanto más al sur, mayor predominio de frondosas. Se pueden encontrar también bosques mixtos en el extremo sur de África y de forma minoritaria en zonas limítrofes de la costa del Pacífico de Centroamérica y Sudamérica. En Asia encontramos estos bosques en Japón y zonas limítrofes con el litoral del Océano Pacífico.

Bosques de frondosas de clima templado
Se extienden por las regiones templadas de Europa, Asia y América, que se interrumpen por la existencia de grandes cordilleras o áridas llanuras. Las especies más típicas de estos bosques son el roble, haya, fresno o abedul que crecen en la mayoría de las regiones del Norte.

Bosques mediterráneos
Se ubican al sur de las regiones templadas, siendo bosques mixtos de coníferas y frondosas. En el hemisferio norte están en la zona mediterránea, y en América del Sur, al norte de Chile, hay una pequeña zona donde hay este tipo de bosque.

Bosques subtropicales
Al sur de las regiones templadas se ubican estos bosques en África Occidental, Centroeuropa, Sudamérica y sur y oeste de Australia. Cada región tiene su bosque característico. 

Bosques de sabana
Este tipo de bosque se encuentra en todo el mundo, desde las llanuras de Norteamérica hasta los desiertos australianos, predominando más en el hemisferio sur. África es el lugar donde existen más bosques de sabana.

Bosques tropicales
Se encuentran en Sudamérica, en toda África excepto en el norte y sur, India, Malasia e Indonesia, todo el sudeste asiático hasta Papau Nueva Guinea. Las temperaturas extremas y las grandes precipitaciones anuales fomentan un crecimiento denso de los bosques en una ancha franja alrededor del Ecuador. Son bosques con gran variedad de especies. La caída de las hojas y el nacimiento de frutos y flores no son estacionales, sino continuos. Este tipo de bosques requieren unas precipitaciones anuales de 1.500 mm al año, sin períodos de sequía prolongados.

Bosques montanos
Se dan en las pendientes de las zonas altas y húmedas de las regiones montañosas, con distintos tipos de árboles en función de la altitud. Este tipo de bosque se da en México, Perú, Chile, este de África, China, el Tíbet y oeste de Australia.


Escobas para construir tejados. Foto: Tope y Cuña

Para leer más


No hay comentarios:

Publicar un comentario