Tope y Cuña

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales
Redescubre el encanto de las piezas tradicionales, decorativas y prácticas

17 de agosto de 2012

Historia del mueble (1): Los muebles en el mundo antiguo


A lo largo de los siglos el mobiliario ha estado sujeto a estilos de diseño en los que han quedado reflejados los fenómenos sociales, políticos, económicos, y los gustos artísticos de las diferentes culturas. En términos generales, en Europa, los periodos de diseño reciben su denominación de acuerdo con las monarquías (Luis XIV, Luis XV…), el estilo arquitectónico (Gótico…), los gobiernos (Imperio), los artesanos (Chippendale, Sheraton…) o por el país de origen. No obstante, hay que tener en cuenta varios aspectos a la hora de hablar de estilos: el periodo de tiempo al que hace referencia es aproximativo, pues el comienzo de un nuevo estilo suele producirse en las últimas décadas del precedente; y las nuevas formas no se imponen de igual manera, ni en el mismo plazo de tiempo, en todas las capas o estamentos sociales. Así, algunos estilos que pueden evolucionar con rapidez en palacios y en las viviendas de la burguesía, ni siquiera llegan a tener cabida, al carecer de utilidad, entre las gentes más sencillas y resultar poco económicos.

Los muebles en el mundo antiguo

Egipto
Las costumbres funerarias de los egipcios de enterrar a sus muertos con todos los lujos materiales posibles para la otra vida, así como el clima seco de la zona, han permitido conservar hasta nuestros días ejemplares, escasos no obstante, de los primeros muebles conocidos. Entre los descubrimientos, el mobiliario del faraón Tutankamon (1361-1352 a. C.), en cuya tumba se hallaron, entre otras piezas, la llamada silla ceremonia (plegable en forma de X, con un asiento profundamente curvado; de ébano y con incrustaciones de marfil), escabeles, taburetes, mesitas, cofres y, por supuesto, camas, de construcción ligera y tablero a los pies.


Los egipcios tenían que importar prácticamente toda la madera que utilizaban. Por encima de todas, apreciaban la madera del ébano por su dureza, por su fibra compacta, pero también por el alto precio que pagaban por su importación. El ébano era para ellos una valiosa madera, que además utilizaban para pagar tributos, con la que también chapeaban otras maderas menos valiosas y, junto con el marfil, usaban para realizar adornos. El árbol originario más utilizado era el tamarisco, aunque también tenían acacias, algarrobos.

En cuanto a las técnicas, los historiadores tienen constancia de que los artesanos de la época utilizan varios tipos de ensambladuras: inglete reforzado con espigas, cola de milano, ensamble a media madera, entre otros. La ornamentación en los muebles de lujo se realiza con bajorrelieves, taracea en oro o marfil y maderas finas. Para pintar los muebles, recubrían la madera con una selladora semejante al yeso, para después aplicar los tintes pigmentados sobre la superficie seca.


Entre los egipcios estaba muy extendido el uso de los cascabeles, las sillas con brazos y profusamente decoradas (taracea, dorados), camas, arcones, mesas y reposapiés (decorados con patas de león o de toro, cabezas de león y aves con las alas desplegadas).

Grecia
Influenciados por el estilo egipcio, los griegos dan gran importancia al mobiliario, aunque la variedad de éstos no es mucho mayor. Disponían de sillas, taburetes, camas, arcas, mesitas, aunque el conocimiento que de ellos se tiene ha llegado a nuestros días a través de los vasos pintados, relieves y reproducciones. Los griegos son los ‘diseñadores’ del conocido como kliné“una cama para comer acostados, compuesta por un bastidor que sujeta una red de tiras de cuero entrecruzadas y por un colchón. Las patas pueden ser torneadas o escuadradas y la parte superior está decorada con un capitel”.  Al ser más alto que el de sus predecesores egipcios, solía incorporar un escabel para subir y el tablero estaba ubicado en el cabecero, no en los pies. Del ‘kliné’ griego deriva posteriormente el triclinio, un lecho en forma de U para comer y en el que, como novedad, podían acostarse tres personas.


Los griegos también aprecian el uso de los escabeles y las sillas klismos, pensada para las mujeres, con el respaldo y las patas traseras formando una sola curva. El respaldo se remata con un tablero amplio y ligeramente incursado, a la altura del hombro. Con los romanos, cayó en desuso, aunque será la más imitada durante el siglo XVIII por su comodidad y elegancia. También usan el arcón que, a partir del siglo IV a. de C perderá protagonismo ante la aparición del armario. 


Imperio Romano
Los romanos gustaban de usar pocos muebles en sus viviendas, lo que no quiere decir que no tuvieran una gran variedad. Como ejemplo, constatar que utilizaban hasta cinco tipos de mesas, de distintas formas geométricas.


Los primeros muebles de la Época Romana están claramente influenciados por los etruscos (lechos para los banquetes, escabeles, arcones…), de proporciones generalmente macizas, con esfinges, garras de león, guirnaldas y volutas como elementos decorativos. A partir del siglo III a. C., el mobiliario romano se asemejará más a los diseños griegos. Algo que se constata en el refinamiento de las formas y el equilibrio de sus proporciones. La comodidad es el objetivo prioritario, sobre todo a la hora de diseñar camas, el mueble fundamental de la decoración romana.

Otro de los muebles más usados por los romanos es la mesa de tres patas, el trípode. Gracias los artesanos y tallistas, las patas adquieren forma de animales. Entre los asientos, el escabel, la sella (patas de tijera y brazas, sin respaldo), la cáttedra (silla amplia con brazos y respaldo recto o curvo), el bisellium (plegable y de bronce, que servía además de taburete y apoya pies), y el solium (asiento de ceremonia con patas torneadas y respaldo recto). Los romanos también crearon los bancos con cuarterones y las sillas de mimbre. Además, tenían en el atrio de sus casas el lararium, una especie de armario.


Durante la época romana, algunos muebles, anteriormente de uso corriente, pasaron a ser considerados objetos de gran valor para las ceremonias y ritos. Por ejemplo, el taburete plegable, de tijera, conocido como sella curulis, pasó a ser un símbolo de la autoridad de los magistrados romanos.


Tanto en Grecia como en Roma los árboles más comunes eran el arce, el tejo, el acebo, el sauce y el haya. “Para obtener superficies pulidas se frotaban con piel de caballo”. En cuanto a las técnicas, griegos y romanos, al igual que los egipcios, usaban los ensambles de caja y espiga y las clavijas de madera. 

Historia del Mueble
La Edad Media
Mueble gótico

No hay comentarios:

Publicar un comentario