Tope y Cuña

Navidad 2017

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales
Redescubre el encanto de las piezas tradicionales, decorativas y prácticas

17 de septiembre de 2012

Historia del Mueble (4): Del mudéjar al Fernandino en España

Estilo Mudéjar. Tardo gótico
Arranca en el periodo de los Reyes Católicos (último cuarto del siglo XV). El mueble español es gótico, con estructuras de tipo medieval, pero en el que las influencias hispano-musulmanas tienen un gran protagonismo.

En las piezas de valor se incorporan tallas de figuras religiosas, temas vegetales y heráldicos en bajorrelieve. Los elementos decorativos musulmanes constituyen un laborioso trabajo, a base de formas abstractas y geométricas. Predomina la madera de nogal, roble y pino. El hierro se utiliza para los herrajes y guarniciones, en cuero y tejido para el recubrimiento. El acabado, por lo general, en patina natural.





Los muebles más utilizados son las arcas, baúles y cofres. También aparecen las denominadas sillas de cadera, con incrustaciones en la madera y revestidas en tela o cuero. Durante este periodo destaca el mobiliario religioso.

Estilo plateresco
España admite de manera tardía el Renacimiento. El estilo plateresco comprende la época de Carlos I. En un primer momento, entre sus elementos decorativos destacan los medallones, balaustres; posteriormente, se incorporan a los muebles columnillas, dinteles, frontones…




Las técnicas decorativas más utilizadas son el relieve de tipo medio y bajo sobre madera de nogal. Las maderas lisas o labradas se enriquecen con estucado, policromado, dorado… La gran novedad decorativa será la taracea (tarsi, en voz árabe) o marquetería. La más antigua, la incrustación de nogal, boj y hueso.

Manierismo y estilo El Escorial (reinado de Felipe II)
En la segunda mitad del siglo XVI, en España, hay que distinguir entre el manierismo y El Escorial. El primero comprende entre aproximadamente el año 1520 y finales del siglo XVI. Los muebles ganan en talla en relieve, con técnicas escultóricas y pictóricas. Los acabados están muy elaborados.

Por su parte, los muebles del estilo El Escorial son más elegantes, de estructura arquitectónica, con elementos decorativos como columnas, palestras y remates en forma de bola, volutas en espiral… (Un ejemplo del mobiliario de esta época, los armarios de la biblioteca del monasterio de El Escorial).

En la segunda mitad del siglo XVI, un mueble como el arca evoluciona en escritorio y se convierte en el ejemplar más apreciado de la vivienda.

Siglo XVII. Barroco
Durante el reinado de Felipe IV (1621-1655) se incorpora el denominado mueble escaparate, una especie de vitrina acristalada chapeada sobre ébano. Se utiliza para guardar todo tipo de objetos. Destacan sus elementos decorativos, propios de la arquitectura barroco (arquerías, columnillas…).

El mueble escritorio, por su parte, sigue siendo el más demandado y se importan incluso de Flandes y Nápoles. Destaca en España el escritorio salmantino, cuyas cajas contienen numerosos herrajes y placas de hierro caladas.




Por su parte, la silla de brazos se sigue utilizando, al considerarse un mueble funcional y económico, aunque también abundan los taburetes de tijera y las sillas torneadas. Las mesas llevan talla en los cajones.

Durante el reinado de Carlos II (1663-1700) llega el Barroco de influencia francesa, de Versalles concretamente. El arquitecto José Churriguera será uno de sus principales valedores con un estilo barroco (denominado incluso estilo churrigueresco) que hoy día se puede apreciar en edificios como el Ayuntamiento de Salamanca o el palacio de San Telmo en Sevilla.

Entre los muebles, los escritores crecen en tamaño y en decoración, eliminando si es precisa la tapa frontal; las vitrinas aparecen sobrecargadas de ornamentación, exageradamente anchas y muy pesadas; y las sillas y sillones (con rocalla y palas caladas con ornamentación tallada) destacan por su variedad de curvas.

Rococó en España
Aparece aproximadamente en la última década de Felipe V y permanecerá con Fernando VI y parte del reinado de Carlos III (Palacio Real de Madrid, salones estilo rococó). Estucos floreados, muebles dorados y con gran ornamentación. Los muebles reducen su volumen. Al Rococó no aportó grandes novedades en España. Le sucedió el neoclasicismo.

Neoclasicismo en España
Protagonista en la época de Carlos IV (palacete del Príncipe del Prado y Labrador de Aranjuez). Según cuentan, el rey tenía su propio taller, ya que el mobiliario era una de sus grandes pasiones.
El mueble neoclásico en España tiene una clara influencia francesa. Predominan los motivos florales y las tallas en forma de pequeñas esculturas, así como un cuidado trabajo de marquetería.

Mueble fernandino
Entre 1808 y 1833 el neoclasicismo comienza a quedar relegado. El mueble español es un interpretación de los estilos Directorio e Imperio francés, aunque mucho más pesado. Incorporan columnas torneadas con pequeños apliques. Aunque la madera principal es la caoba, también se hacen muebles lacados en negro con motivos clásicos.





En 1840 impera el romanticismo del mueble isabelino español. Destacan los que recuerdan los estilos Luis XV y Luis XVI (motivos florales y ornamentales, tallas, marquetería). 

Historia del Mueble
Mueble Gótico
La Edad Media
El Mueble en el Mundo Antiguo

No hay comentarios:

Publicar un comentario