Tope y Cuña

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales
Redescubre el encanto de las piezas tradicionales, decorativas y prácticas

7 de octubre de 2013

Tope y Cuña: Madera, talla y tradición


Tope y Cuña es sinónimo de madera y de tradición a la hora de trabajarla. Cada pieza de madera es el resultado del trabajo a mano del ebanista y, por tanto, cada pieza es ya de por sí original y diferente. La madera es una materia prima viva y tan versátil como sus múltiples propiedades. Cada trozo de madera esconde una pieza, un objeto, algo tan útil como práctico y decorativo, porque la madera, además de otras características, también es un material tan bello como generoso al trabajar. Maderas resistentes, estables, de buen acabado. Maderas como el castaño, el haya o el roble, entre otras.


Tope y Cuña no solo recupera piezas tradicionalesbaúles de madera, tajuelas, plumieres, lavaderos, muebles de oficio, entre otros-, sino que apuesta por la tradición en cada paso del proceso de elaboración. Precisamente, una de las señas de identidad del trabajo de Tope y Cuña son los ensambles a cola de milano manual, una de las técnicas más antiguas, pero también más fiables.  

Piezas, en definitiva, con un diseño cuidado, para que destaquen entre el resto, lo que confiere un valor añadido a la decoración de la casa. Trabajo en madera que se aúna con la talla (talla geométrica y pastoril), una técnica decorativa que ha perdurado con el paso del tiempo, alejada de los vaivenes y de los cambios de tendencia y estilo. 

“Las gentes que nos dejaron sus paisajes tenían escaso tiempo para crear. Sin embargo, el poco que tenían se dedicaba a dar vida a objetos útiles (cucharas, sillas, muebles, costureros, especieros, cajas para la navaja de afeitar…), heredados de una tradición a menudo remota”


Si hablamos de talla, tenemos que hablar de una de las piezas más trabajadas y en las que el diseño de talla acapara, con intención, todo el protagonismo: el baúl de madera de castaño, el cual es un ejemplo de cómo convertir una sencilla pieza de mobiliario en una pieza única. Talla que también encontramos en otras piezas como los tapaluces, las cajas de madera, los espejos, las estanterías...


Y de una pieza grande a una pequeña, como el plumier, uno de los objetos que han marcado una época en las aulas y en las mochilas. Y entre libros nos quedamos en este recorrido por el trabajo de Tope y Cuña, con los atriles a medida. Atriles de mesa, de exposición, tallados… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario