Tope y Cuña

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales
Redescubre el encanto de las piezas tradicionales, decorativas y prácticas

23 de octubre de 2012

Enfermedades en el bosque (2)

Fallos de crecimiento. Defectos en la forma del tronco
Desviaciones del desarrollo normal de un árbol que se dan sobre todo en el tronco. Generalmente reducen la utilidad de la madera, pero en determinadas ocasiones suponen ventajas, como puede ser el caso de las excrecencias nudosas de los troncos para la fabricación de chapeados.

Algunos de los fallos de crecimiento (referentes a la forma del tronco) más corrientes son: 

  • La encorvadura, por la cual el tronco se desarrolla apartado de una dirección vertical.
  • La bifurcación, cuando la cima principal se deteriora siendo joven o cuando se destruye por rotura, heladas o granizo.
  • La horquilla, que se forma a varios metros del suelo y su causa suele ser por predisposición hereditaria. Si se forma por debajo de los 8 ó 10 metros la madera pierde mucho valor porque generalmente debajo de la horquilla suele haber doble corazón o médula.
  • Fragilidad de corazón. Este defecto se da en especies frondosas que han tenido un crecimiento rápido y tienen una densidad baja o media. La parte exterior del tronco tiene un estado de tensión que no es capaz de contrarrestarlo la parte central del mismo, ocasionándose fallos en las paredes celulares de la madera. Esta madera no debe usarse para la elaboración de muebles.
  • La madera presionada o palo de Pernambuco se forma en pinos y abetos en la parte del tronco opuesta a aquella por donde la presión del viento lo ha doblado. Son troncos de secciones excéntricas y de poca utilidad porque la madera se alabea.
  • Las agallas de resina tienen lugar sobre todo en pinos. Se trata de huecos rellenos de resina que se forman en los límites de la madera tardía y madera temprana de dos anillos anuales.
  • Los núcleos falsos se encuentran en hayas, abedules y chopos. Entre las causas se han demostrado tanto los hongos como los fríos intensos. Se forma una línea de contorno negro que separa la madera atacada de la sana. Esta madera casi nunca se utiliza.La entrecorteza aparece por la variación repentina de la proporción de luz en el lugar del árbol. Se presenta como variaciones del ancho en los anillos anuales. Suele aparecer en las coníferas y, según el lugar donde aparezca la entrecorteza, la utilidad de la madera se verá más o menos reducida.
  • Las fendas de la heladura se producen por fuertes heladas que congelan el agua en la albura ocasionando grietas y fisuras por las tensiones que provoca. La madera pudiera quedar inservible, pues dentro del tronco estas grietas pueden alcanzar varios metros.


Curvatura del tronco
Los tallos de las plantas crecen en sentido contrario a la fuerza de la gravedad, lo que origina que los fustes de los árboles sean verticales y rectos, pero hay ocasiones en que se producen curvaturas más o menos acusadas, cuyo origen obedecerá a diferentes causas.

La curvatura es muy frecuente en algunas especies (pino gallego) teniendo un origen genético. En otras ocasiones, la rectitud de los fustes puede ser modificada por la luz, en un sentido o en otro. Especies que por herencia pueden presentar curvatura de los fustes pueden producir tallos más rectos y viceversa. De esta forma, en bosques muy abiertos es más frecuente la curvatura de los fustes que en los bosques cerrados.Es frecuente observar como todo un arbolado de una determinada zona posee el fuste curvado de una manera muy similar, tanto en intensidad como en dirección. En estos casos el efecto de la curvatura suele ser el efecto continuo del viento en una determinada dirección.

La curvatura de un árbol podría ser causada también por la pérdida de la guía terminal del árbol, ya sea de forma accidental o causada por el ataque de alguna  plaga, enfermedad, helada o sequía.La curvatura del tronco se considera defecto en términos generales, pero en ciertos casos, como pueden ser la construcción de barcos o la elaboración de ciertos mangos de madera, la curvatura de un fuste se considerará un efecto positivo. En otros casos por el contrario, como puede ser la elaboración de postes de madera, la curvatura del fuste resta resistencia a la madera, hasta el punto de ser uno de los parámetros de aceptación o no del producto.

Para los casos en que la madera vaya a ser aserrada, desenrollada, etcétera, el curvado del fuste supone una pérdida de productividad de las máquinas y pérdida de rendimiento de la materia prima. También puede ser causa de defectos en el producto elaborado, como puede ser el grano inclinado.

Bifurcaciones
El árbol crece en altura con un único fuste, pero en ocasiones, de forma accidental, heladas o por un ataque de plagas, la guía terminal se pierde pasando a realizar esta función una o varias ramas. Cuando esta función la realizan una o más ramas estaremos ante el defecto de la bifurcación.

Irregularidad en los anillos de crecimiento
Se trata de las variaciones de la anchura de las capas sucesivas anuales de crecimiento. El origen de este defecto se encuentra en la irregularidad del estado fisiológico del árbol a lo largo de su existencia. En un monte ordenado, el árbol crece sin competencia lo que daría lugar a unos anillos grandes; si suponemos que el monte deja de estar ordenado (monte bravo) y empieza la competencia entre los árboles, su actividad fisiológica se vería disminuida de año en año, consecuencia de la competencia con los árboles de alrededor, con lo que los anillos de crecimiento decrecerían en anchura de manera progresiva. También tenemos que tener en cuenta que cuando se hace una poda los árboles pierden ramas activas, con lo que su actividad fisiológica también decrecería.

La magnitud de estas irregularidades dependerá tanto del fenómeno que altera la actividad fisiológica del árbol, así como de la especie de que se trate. Estas irregularidades suelen tener pocos efectos para el caso en que la madera se vaya a astillar o utilizar en forma de rollo para hacer postes. Por el contrario si se fuera a usar en la industria del aserrado o chapa se deben tener en cuenta los siguientes efectos: 

  • Alabeo de piezas, consecuencia de la irregularidad en la anchura de los anillos.
  • Cuando las irregularidades fueran muy notables, podría haber planos de rotura entre anillo y anillo de crecimiento. 
  • Causan depreciación en la madera.


Excentricidad del corazón
Este defecto se produce cuando la anchura de los anillos de crecimiento es desigual dentro de una misma capa, repitiéndose esta circunstancia a lo largo de los años. Este defecto tiene orígenes muy variados, pero generalmente se produce cuando el árbol está sometido a un esfuerzo predominante en una dirección (viento, pendiente del terreno…). Este defecto apenas tiene consecuencias cuando la madera está destinada a postes o industria de desintegración, pero sí acarrea otros defectos que influyen en la madera aserrada y de desenrollo, siendo causa de depreciaciones e incluso se puede desestimar esta madera para estas aplicaciones.

Acanaladura de un tronco
En algunas especies arbóreas (tejo y en menor medida haya) la capa cambial se produce irregularmente, de manera que la capa de madera formada no será circular, sino irregularmente ondulada, con aspecto de acanalado. Entre los orígenes de estos defectos, algunos autores señalan que la más frecuente es cuando los se presentan hiladas de células leñosas desprovistas de vasos que, a simple vista, parecen radios leñosos. Estas células crecen mucho menos que en las zonas de alrededor, que tienen abundancia de vasos. Se trata de un defecto genético, pues sólo afecta a determinadas especies. Otro posible origen estaría en la aparición sistemática de fendas de viento o heladas.

Para leer más: Enfermedades en el bosque (1)

No hay comentarios:

Publicar un comentario